Más de 25 años de conocimiento práctico

Nuestra dilatada trayectoria como profesionales de la carpintería industrial nos permite enriquecer el servicio prestado al cliente con una experiencia de inestimable valor y aportación.

Estamos hablando de un acopio de conocimiento acumulado durante años en obras e instalaciones de muy diferentes caractarísticas, proyectos con requerimientos específicos que nos han obligado a innovar en el diseño del producto o concebir soluciones técnicas inesperadas que permitieran alcanzar en plazo, coste o medios el resultado más correcto. Igualmente, la experiencia que nuestros clientes reciben de nosotros en las fases preliminares del proyecto constructivo sirve como anticipación de soluciones que más adelante evitarán ineficacias y costes inicialmente ocultos.

salmar-empresa-06

¿Por qué nosotros?

Le ofrecemos cinco razones para trabajar con Salmar

1 - Implicación en la estrategia del cliente

<h4>Nos involucramos en los objetivos empresariales de nuestro cliente y nos convertimos en un proveedor estratégico que trabaja para la consolidación de sus planes de negocio y la consecución de sus objetivos comerciales.</h4>

2 - Fase de finalización verificada

Mantenemos abierta la fase de finalización hasta que el cliente, junto con nuestro responsable de obra, verifica y aprueba la calidad de la instalación y el estado de presentación de nuestros productos.

3 - Experiencia a pie de obra

Ponemos a disposición de los clientes, como una eficaz herramienta para la anticipación de errores y la resolución de problemas, todo el conocimiento registrado durante años de servicio.

4 - Oficina Técnica Integrada

Ofrecemos un completo asesoramiento técnico proveniente de nuestra Oficina Técnica, que acompaña al cliente en la toma de decisiones y aporta su conocimiento en la elección de soluciones durante las fases de planificación y ejecución de su proyecto.

5 - Chequeo de la cadena de manipulado

Entendemos que el manipulado del producto de carpintería de madera se extiende fuera de la fábrica y solo concluye cuando el cliente o el usuario dan su aprobación final, por lo que nuestro chequeo de calidad comienza en fábrica y solo acaba en la obra.